//Los Cuellos de Pollo Crudos Llevan a Parálisis Fatal en Perros

Los Cuellos de Pollo Crudos Llevan a Parálisis Fatal en Perros

De la misma forma en la que el pollo es un elemento básico en la dieta de la mayoría de las personas, lo es también en la de sus perros. La pregunta es, ¿el pollo crudo es adecuado para que los perros lo coman? Sabemos que el pollo sin cocinar trae fuertes riesgos de salmonella para humanos. Ya que los perros estarían comiendo pollo crudo en un entorno salvaje, pues es una excelente fuente de proteína, ¿signifca esto que está bien que nuestras mascotas coman pollo crudo también?

Algunos veterinarios están en contra de darle pollo crudo a los perros debido al riesgo de salmonella, así como otras posibles bacterias en la carne. En vez de eso, recomiendan que los perros coman pollo cocinado para evitar cualquier riesgo. Los perros sí tienen más ácido gástrico que los humanos, lo cual puede protegerlos mejor de ciertas bacterias, pero eso no significa que estén exentos de riesgo.

Un estudio reciente del Journal of Veterinary Internal Medicine, encontró que el pollo crudo puede estar causando que los perros experimenten una forma de parálisis. El estudio encontró que los perros que comen pollo crudo se encuentran en un mayor riesgo de presentar polirradiculoneuritis aguda (APN por sus siglas en Inglés), la cual es una forma de parálisis que puede resultar fatal para los perros. Esta condición está fuertemente ligada a la presencia de cuellos de pollo crudo en la dieta de un perro. La APN también ocurre en humanos, conocida como Síndrome de Guillain-Barre, o GBS.

Esta información puede parecer un tanto contradictoria con la creencia popular de que alimentar a los perros con cuellos de pollo crudos es una buena forma de mejorar la salud dental de los perros.

Yendo más allá, el estudio involucró a dos perros que tenían síntomas de APN y 47 perros que no los padecían. Los hallazgos del estudio señalaron que la bacteria Campylobacter fue el agente detonante en cerca de 40% pacientes con GBS. Esta bacteria es visible en la carne cruda o poco cocida de pollo, así como en agua contaminada o leche sin pasteurizar y sus productos derivados. Como resultado de estos hallazgos, los investigadores han instigado a los propietarios de caninos a alimentarlos solamente con croquetas, el alimento que ha sido diseñado específicamente para perros, y evitar carne de pollo crudo por completo. Eso, al menos hasta que descubran más sobre esta enfermedad debilitante.

La parálisis de esta condición ataca las raíces nerviosas en el cuerpo del perro. De acuerdo a uno de los jefes de investigación en el estudio, Matthias Le Chevoir, la enfermedad comienza por afectar las patas traseras. La parálisis después puede progresar hasta las patas frontales e incluso el cuello y la cara. Si el pecho del canino se ve afectado por la enfermedad, el desenlace puede ser fatal para el perrito.

Es esencial que los dueños de caninos comprendan la condición, estando así alerta hacia los diferentes síntomas y saber cómo cuidar a su perro si este llegara a desarrollar la condición. Sin tratamiento, el perro puede recuperarse por completo, pero eso podría llevar hasta seis meses. Algunos dueños encuentran difícil cuidar su perro hasta que muestre señales de mejoría. Por ende, es mejor evitar la condición completamente y no darle cuellos de pollo crudo a los perros.

2018-03-22T21:16:22+00:00By |Amor-Canino|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment